COMUNICACIÓN ESPONTÁNEA


Nuestra revolucionaria naturaleza nos ofrece también otra maravillosa posibilidad: acompañar con nuestra consciencia la comunicación con la sensibilidad espontánea. En el yuki, se presta atención a la comunicación con la sensibilidad espontánea de otra persona o de nosotros mismos, implicando nuestro consciente, sobre todo a través de las manos.

La liberación de las manos fue esencial en el proceso de conversión energética que experimentó nuestra especie. Sin ellas, no hubiéramos podido fabricar instrumentos, cuestión clave para el incremento de nuestra actividad psíquica y para el desarrollo de la consciencia y de la cultura. Ninguna otra especie tuvo esta evolución. La participación de las manos incrementa la comunicación con nuestra propia sensibilidad o la de otras personas y su precisión porque son, en sí mismas, una herramienta directa de nuestro cerebro y de nuestra consciencia. 

De hecho, todos sabemos de su participación en esta comunicación: 
Al tener dolor de estómago o de muelas, nos sale el poner la mano sobre el vientre o la mejilla. Al sentir rigidez en el cuello, sin pensarlo, colocamos los dedos de la mano sobre esa zona. En los momentos en que nos sentimos débiles, como faltos de fuerza en el bajo vientre, lo sujetamos con todo el antebrazo. Si sentimos tristeza, algo hace que nos llevemos la mano al centro del pecho. Cuando un niño reflexiona durante un examen, se pone la mano en la cabeza. Cuando alguien tiene una fuerte decepción, lo acompañamos con la mano puesta sobre su espalda. Acompañamos a un enfermo postrado en cama cogiéndole su mano… 

Esta capacidad instintiva y exclusiva de nuestra naturaleza ha sido y es utilizada con otros enfoques y con otras pretensiones (curativas, energéticas, espirituales). Pero Noguchi se dio cuenta de que, sencillamente acompañando con las manos la sensibilidad de nuestro organismo, éste recupera la amplitud y la riqueza de su manifestación espontánea. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
8 + 10 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.